23 noviembre 2006

Tutto comunica

Tags: , , , , ,

Vía Menéame llego a esta anotación acerca de los efectos colaterales inesperados de usar determinados proveedores de correo electrónico gratuito para enviar nuestros CVs a ofertas de trabajo. Resulta que uno escribe algo como:

Si su compañía tiene la necesidad de una profesional joven, formada y con experiencia, para incorporarse a su empresa, creo que mi candidatura puede serles de interés.

Raquel

Y lo que la empresa recibe es:

Si su compañía tiene la necesidad de una profesional joven, formada y con experiencia, para incorporarse a su empresa, creo que mi candidatura puede serles de interés. Raquel
Excursiones y escapadas a sitios mágicos. No te lo pierdas en MSN Entretenimiento

Seguro que no es la imagen que pretendía transmitir... No obstante, hay otras cosas aún peores (o más divertidas, siempre que no seas el que busca trabajo): en los comentarios se nos llama la atención sobre las propias direcciones que la gente utiliza en los CVs y cómo estas reducen o arruinan el impacto deseado

No pasaría de mera anécdota o de simple caso de inexperiencia si no se combinara con otros miles de problemas similares. En varias ocasiones he tenido que revisar CVs de personas para formar equipos y he encontrado desde individuos que desconocen lo que es un corrector ortográfico al que pone la foto de su última farra o al que incluye hasta aquella ocasión en que fue delegado en EGB.

Eso por no mencionar las descripciones de habilidades. Uno de los que recuerdo con más frecuencia es, sin duda, un CV técnico que orgullosamente pregonaba el dominio de programas P2P como el emule, reproductores de música y clientes de mensajería instantánea, amen de varias herramientas de mailbombing. Justo lo que necesito, no nos llame, ya le llamaremos...

Con todo, mi favorito es aquel que explicando su dilatada experiencia en Java, llegaba a indicar que en el proyecto XYZ había empleado "Objetos, Clases y Métodos". Hombre, es que si eres capaz de programar en Java sin usarlos, eso es que eres Chuck Norris (en cuyo caso, por cierto, estás automáticamente contratado).

¿Qué soluciones hay? Pues las obvias:
  • Leer el CV antes de enviarlo, y que lo lean otros. Prepararse para encajar las críticas y hacer cambios hasta quedar satisfecho.
  • Un CV no sirve para todo el mundo, así que podemos escribir uno largo y detallado y luego cortapegar para crear uno específico para cada oferta.
  • Tratar de ponerse en el lugar del receptor. Generalmente, tiene que hacerse una idea de nosotros en muy poco tiempo, y no hay segunda oportunidad para causar una buena primera impresión. Sí, es injusto, somos mucho más que dos folios, pero mi faceta como apicultor puede ser perfectamente irrelevante para el puesto. Hay que ser capaz de venderse en el tiempo que dura un trayecto de ascensor.
  • Y sobre todo, cuidar los detalles. Como la dirección de correo electrónico.

El caso es que como nos dice las versiones italianas de Carls y Berg en su anuncio, "Tutto Comunica". Y es una pena que al comunicarnos, no sólo al buscar trabajo, sino en las reuniones, llamadas, presentaciones, desperdiciemos la oportunidad de cuidar lo que está bajo nuestro control para transmitir la imagen que queremos ofrecer y no otra. "Tutto dipende dal detaglio" (o como sea).

10 comentarios:

la_que_no_encuentra_su_sitio dijo...

Lo leí el otro día y me hizo gracia.
El último "portento" de CV de los que han pasado por mis manos incluía un apartado de lugares a los que había viajado la persona (año incluido)... Que digo yo, si buscara un trabajo de agente de viajes o similar, podría entenderlo...
Es una buena manera de conseguir una primera impresión sobre la persona... y sobre todo, descartar entrevistas.

Un beso.

zonya dijo...

el mejor que llego a mis manos fue el que iba dirigido al departamento de derechos humanos... ¬¬'
otra cuestion con los cv es su insercion y actualizacion en paginas web de busqueda de empleo. las pocas que conozco, tal y como funcionan ahora, no me permiten personaliza mi cv para cada oferta.
nos leemos!!!

fanshawe dijo...

Aún recuerdo a mi amigo Pedro y su mail ladillacojonera@h...

En la Universidad de Bologna hay un servicio gratuito de orientación a los licenciados para elaborar el curriculum y la carta de presentación. Se toman la molestia de revisar con detalle lo que has escrito y luego tienen una reunión de una hora contigo explicando cómo podrías mejorarlo.

De todas maneras en el fondo sí que pienso que todo eso son oropeles en un mundo demasiado dependiente de los colorines bonitos. Efectivamente el que recibe un CV no es un mago, pero valorar a alguien por hacer mal un CV... igual es un programador de primera pero un pésimo "curriculeador".

Cesar Viteri dijo...

Fansh, de acuerdo en que no le voy a exigir a un programador la misma presentación de CV que le pediría a alguien a quien voy a contratar como creativo o diseñador gráfico.

El problema es que hasta que se desarrollo un método para ver directamente las almas de las personas (no por dios, que no he llevado la mía al tinte...), la impresión que se llevará el receptor de tu CV es la que le dará ese trozo de papel.

Y eso le llega sin contexto, ni notas al pie, ni tu sonrisa y tu guiño cómplice, ni tus pestañas abrasaitas de estudiar ni tus codos pelados de estudiar. Y aunque conscientemente busque los datos objetivos, esos pequeños detalles son como arenitas que se te meten en los ojos y te hacen lagrimear y ver borroso. Y es una pena que no te vean por eso.

Un abrazo,

fanshawe dijo...

Sí, si lo entiendo. Efectivamente yo no he tenido nunca que valorar un CV (Cesar Viteri :P) y por lo tanto no sé cuánto influye eso, imagino que bastante. Simplemente me entristece un poquito...

Zuviëh dijo...

xDDD

Yo ahora mismo tengo un CV único y en el caso de que supere la fase curriculera, siempre acojono a los entrevistadores por mi mente despierta. ¿Tanto se nota que soy tan 'rápida de mente'? xD

Pitoche dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo con el post, de hecho yo también recibo algunos CV realmente curiosos, pero como posible ayuda, el otro día recibí uno elaborado desde:

http://europass.cedefop.europa.eu/europass/preview.action?locale_id=11

Siempre es una opción si te sientes perdido

Saludos!

Es lo de menos dijo...

Estoy de acuerdo en que el CV es tu tarjeta de visita. Pero muchas veces nos perdemos grandes profesionales por no dar una oportunidad a que lleguen a la entrevista personal. Seamos más serios a la hora de juzgar los miles de CV que puedan llegar a nuestras manos

Cesar Viteri dijo...

es lo de menos,

por supuesto que hay que tomar seriamente los CVs. Cada CV es la ilusión de una persona y hay que considerarlo con respeto.

No obstante y como tú comentas, si recibes miles de CVs no puedes dedicar 2 horas de entrevista a cada uno por si resulta ser un excelente profesional. Si vamos a hacer eso, nos evitamos pedir CVs y damos cita directamente a todo el mundo para verlos en directo.

Por supuesto, si hablamos de un puesto con pocos candidatos (generalmente temas muy especializados), sí que me lo puedo permitir, y desde luego lo haré. Claro que en este caso probablemente soy yo el que busca al candidato activamente y voy detrás de él.

En los casos en que hay muchos candidatos, hay que entender el CV como respuesta a una pregunta: yo necesito alguien que me aporte una serie de cosas, ¿por qué deberías ser tú y no otro?

Cuando hago una pregunta, lo que valoro es que la respuesta sea precisa, concisa y ordenada. Un CV descuidado en los detalles, en un tema que debería ser importante para la persona que lo envía, me hace pensar que esa persona probablemente no cuidará los detalles en otros ámbitos. Un CV con "paja" o cosas irrelevantes hace pensar que no entiende la pregunta o que no distingue lo que es importante, o que está tirando a todo sin importarle realmente a qué.

Como decía, al escribir el CV hay que ser capaz de colocarse en el papel de la persona que lo va a leer. Por muy objetivo que trate de ser al evaluar nuestro CV, no deja de ser una persona, y unos detalles poco cuidados pueden condicionar su percepción. Esa persona en el fondo está decidiendo si va a gastar tiempo y esfuerzo (= dinero) en entrevistarte. Y si tu no has cuidado tus detalles, estás en clara inferioridad frente al que lo ha hecho.

Aunque seas un crack del java, no te servirá de nada si sólo sabes tú lo bueno que eres. Los demás no pueden verte más que a través de lo que enseñas.

¡Nos leemos!

Eva Sanagustín dijo...

Gracias César por la referencia!
Me daré una vuelta por aquí te tanto en tanto, tratas temas interesantes.
Saludos,