15 marzo 2007

¿Para qué vale un título universitario?

Tags: , , ,

En esta anotación en Marcapropia, Andrés habla de los títulos universitarios como commodity. Y estoy de acuerdo con él en que los títulos universitarios están devaluados porque hay demasiados titulados y porque la calidad de la enseñanza, la relevancia de lo que se enseña para el "mundo real" y el rigor al otorgarlos no son demasiado altos en general. Esto conduce a la situación que muchos percibimos a diario en nuestro entorno: hay sobrecualificación sobre el papel - con hordas de titulados universitarios trabajando de teleoperadores, por ejemplo - e infracualificación en la práctica - ingenieros en informática que no son capaces de plantear un algoritmo eficiente -. Ambos ejemplos son observaciones de primera mano.

Estaría de acuerdo con el planteamiento de Andrés hasta cierto punto si de la universidad sólo sacaras un título y todos los títulos fueran percibidos igualmente. Pero como todos sabemos, hay universidades y universidades, y un buen expediente también abre algunas puertas que para otros permanecen cerradas. Hay mucha gente que sólo se lleva eso, pero otros sacamos más cosas, que en mi opinión son muy valiosas:

  • En mi caso, una valiosa lección en mi primera elección: ser listo no es un sustitutivo perfecto del trabajo duro. Necesitas una combinación de ambas cosas para lograr sacar adelante cualquier tarea mínimamente importante y compleja.
  • Adquirir la experiencia de llevar a cabo un proyecto completo de entre 3 y 5 años, con etapas e hitos definidos, tareas que te gustan y tareas que no. Sacar la carrera es el primer proyecto de envergadura al que se enfrentan muchos.
  • Conocer a un par de profesores que te retan, te animan a salir de tu zona de comodidad, te enseñan cosas útiles para el mundo real y te ofrecen un modelo. Y eso que uno de ellos ni siquiera me caía bien.
  • El acceso a las prácticas en empresas, los seminarios, los cursos de la fundación universidad empresa... cosas que sí me han sido útiles en algún momento posterior.
  • Un primer contacto con la docencia y la investigación, que como mínimo puede servir para tener una opinión formada sobre ellos y decidir si te gustan.
  • La posibilidad de cursar asignaturas de libre elección de literatura e idiomas, para no ignorar las cosas hermosas de la vida. La universidad tiene también la función de defender cosas que no responden a criterios utilitaristas o pragmáticos. ¿Qué empresa te dirá que necesita literatura?
  • Si tienes que defender tu beca o pagar tus estudios a la vez que trabajas, una valiosa lección sobre el esfuerzo, el sacrificio y el valor de las cosas.
  • A algunos también les sirve para algo importante: para descubrir que las reglas no van con ellos. Ni ellos son para la empresa tradicional ni la empresa tradicional es para ellos, y algunos de estos acaban siendo los Bill Gates del mundo.
  • Por último, lo más importante, si juegas limpio, trabajas duro y te diviertes de verdad, también obtienes un buen montón de amigos que lo siguen siendo, y que para muchos son el embrión de su red de camaradas.
  • Y de propina y premio gordo, en mi caso, conocer a mi esposa.
Te parecerá poco :P A mi todas estas cosas son las que, pese a sus imperfecciones, me han convertido en un yonqui de la universidad. Si pasas por ella sin permitir que la universidad entre en ti, entonces es cuando tu título no vale ni el papel en el que está impreso.

Nos leemos,

4 comentarios:

porfineslunes dijo...

Bueno, a tí el asunto de la Universidad te salió redondo, por lo que veo :)
En mi caso, creo que la Universidad básicamente aburre, y si quieres algo de interés tendrás que buscártelo por tu cuenta. El título es necesario porque te abre la posibilidad de optar a ciertos puestos de que demandan una licenciatura, pero luego he visto demasiados inútiles de Universidades de renombre (pon aquí el nombre que quieras: Icade, Iese, Deusto, etc...) que no saben hacer la o con un canuto. Eso sí, hacen la pelota que da gusto. Quizás para eso ciertas universidades sí que valgan su peso en oro.

Cesar Viteri dijo...

porfineslunes,
y yo diría que hasta para ser pelota hay que valer. Muchos son los llamados, y pocos los elegidos para convertirse, por ejemplo, en político o yerno de ex-presidente del gobierno.

Como ves, creo que cualquier universidad puede ser una pérdida de tiempo para el que no le encaje o no tenga interés. Y ya ves lo poco que yo hablo de lo que realmente se ha estudiado, creo que la experiencia es mucho más importante que el objeto en sí.

Nos leemos,

porfineslunes dijo...

Cuánta razón tienes... con lo de que hasta para ser pelota hay que valer. Cierto. Por cierto, que el Agag (al que te refieres) es uno de mis "ídolos": joer, ya quisiera yo tener ese talento para hacer nada y vivir de ello.

Monika dijo...

Hi, I will write in English in order to not ofence you with my Spanish mistakes...
I will talk about Romania and it's huge problems in finding Value between those who have an University Degree.
Here, there is a huge problem: Teenagers give their big exam (Bachilerrato) and after that, without thinking about what they want to do, or what they would like to do in their future, they go fast and enter to an U.. They don't choose the University regarding their skills or abillities, but only to have THE PAPER!
After 3 or 5 years of being student, they go out and know to do NOTHING!
I think an University should be followed after a working period, after you reach a certain maturity in order to Specialize yourself, not to have just the licence.
In fact, I had a top-management position without having a Paper, but the truth is that at 25 years old, I have 10 years in the working field.
If you want to do something you can do it if you like to learn by yourself, BUT if you think it's time for be accredited by an University, only after working hard and finding your true abillities, you can UNDERSTAND what University means and what is its role.
And yes, I sacrificed my youth to demonstrate that I can be a good investment for a company but I never forgot to feed my soul with what he needs.
See ya,
Moni
(thank you Mr. Viteri:))